Démos es un proyecto de democratización cultural centrado en la práctica musical en orquesta. Propone un aprendizaje de la música clásica para niños que no disponen, por razones económicas, sociales y culturales, de un acceso fácil a esta práctica en las instituciones existentes. El proyecto se dirige a niños de 7 a 12 años que viven en barrios prioritarios de la política urbana (QPV) o en zonas rurales de rehabilitación (ZRR) alejadas de los lugares de práctica. A cada niño se le entrega un instrumento de música durante 3 años. Supervisado por profesionales de la música y del campo social, asiste a clases semanales de 3h30 de media y se encuentra regularmente con otros niños del mismo territorio para un ensayo en orquesta («tutti»). A final de año se organiza un gran concierto en un lugar emblemático del territorio. En Guadalupe, el proyecto se inscribe en la dinámica cultural que acompaña la creación de un Centro de Artes en Pointe-à-Pitre. Integrado en el contrato de la ciudad, es un incentivo importante de educación musical para los más necesitados.

Apoyamos financieramente Démos y localmente la orquesta de Guadalupe. El compromiso de los equipos del Pueblo Pierre & Vacances Sainte-Anne nos permitirá realizar acciones comunes: función de los niños, bufé común, intercambio entre trabajadores y los jóvenes de Démos…

Asignación financiera: 15 000 € en 2019-2020

Crédito fotográfico: Daniel Dabriou, Romain Bassenne y Ava Du Parc.

Descubra la asociación :

Comunidad de aglomeración Cap ExcellenceApoyado en: 2020

Algunas cifras clave

6400

niños desde 2010

149

conciertos en el territorio francés

1519

profesionales implicados actualmente

Testimonios

Los niños de las afueras están condicionados desde muy jóvenes. Para ellos, la música clásica es un cuerpo extraño, algo inaccesible, que no es para ellos. Y en aquel momento, programas como Démos no existían. Es casi una revancha para mi implicarme hoy por el desarrollo de Démos. Es un proyecto extraordinario, que ofrece la posibilidad a los niños de enriquecerse culturalmente con la música clásica, sin ninguna barrera social o económica. Este método les abre el horizonte.

Lilian Thuram
Patrocinador del proyecto

En Guadalupe, necesitamos expresar cosas. Permitir a estos niños hacerlo, mostrarnos todo lo que han aprendido en tan poco tiempo, es magnífico. Sé que hay mucha gente que trabaja detrás de estos niños: es un triunfo muy bonito.

Padre de Démos Guadalupe

En imágenes